6 sencillos trucos de limpieza que funcionan
6 sencillos trucos de limpieza que funcionan

6 sencillos trucos de limpieza que funcionan

Ideas super sencillas que transformarán tu rutina de limpieza.


Unos pocos cambios pueden marcar una gran diferencia en tu vida al ayudarte a ahorrar energía y dinero. Pero lo mejor de todo es que te ayudan a transformar el tiempo de la limpieza en más momentos para dedicar a lo que más te interesa. ¿No te parece algo mágico?


1. Haz una entrada triunfal

Cada vez que entra una persona a tu casa, lleva polvo al interior. Si bien las mayores concentraciones de este polvo se acumulan cerca de las entradas, las personas lo diseminan rápidamente por toda tu casa cuando entran y salen. Según un estudio de la Agencia de Protección de Ambiente (EPA) de los Estados Unidos, entre un 30% y un 40% de las sustancias químicas no deseadas que se encuentran en el polvo de las viviendas proviene del exterior.

Colocar un tapete en la entrada hace más fácil mantener la suciedad afuera, donde pertenece. Da el siguiente paso e implementa una política de quitarse los zapatos justo afuera de la entrada. Con esto te asegurarás de que el polvo y los restos de suciedad no terminen en tus alfombras o tapetes. Con menos polvo que limpiar, reducirás el tiempo que tardas en limpiar, pasar el trapeador y aspirar los pisos.


2. Dile adiós al fregado

Para limpiar la ducha sin esfuerzo, prueba Scrubbing Bubbles® Daily Shower Cleaner. Aplica y aléjate un momento. Permite que actúe la magia en los residuos de jabón y la suciedad mientras haces algo más importante (¡o interesante!).


3. Cambia el trabajo sucio por uno limpio

Simplifica la recolección de basura. En lugar de hacer un viaje para vaciar los basureros que contienen bolsas de basura, y luego otro viaje para reemplazar las bolsas por bolsas nuevas, puedes hacer las dos tareas en un viaje. Guarda una pocas bolas de basura sin usar en la parte inferior de cada basurero que uses. Cuando retires una bolsa llena, puedes reemplazarla de inmediato por una bolsa de tu reserva de bolsas limpias.


4. Cada uno clasifica los calcetines

Cuando hay calcetines de toda la familia en la misma carga de ropa, encontrar los pares toma una eternidad. Para solucionarlo, entrega a cada uno de los miembros de tu familia una bolsa de lavandería de malla de distinto color que pueda usarse en la lavadora y la secadora. Cuando hay que lavar los calcetines, cada persona coloca los calcetines de colores claros y oscuros en su bolsa personal. No se necesita separarlos; al poner las bolsas en la lavadora, agregas una hoja de Shout® Color Catcher® para que absorba la tinta que pueda haber en el agua. Cuando los calcetines estén secos, regresa las bolsas a sus respectivos dueños para que los clasifiquen.


5. Una nueva función para las sábanas

Si tienes dificultades para formar los juegos de sábanas y no recuerdas de qué tamaño son hasta que las doblas, prueba esto: Para las sábanas más pequeñas de cunas o camas twin, dobla la sábana ajustable y la bajera y colócalas juntas dentro de la funda de la almohada del juego. En el caso de las sábanas más grandes, coloca la sábana ajustable ya doblada en una de las fundas del juego y la sábana bajera ya doblada en la otra funda. Para que no se arruguen, marca los estantes con las etiquetas “twin”, “queen” y “king”. Guarda las sábanas en el estante que corresponda. ¡Dulces sueños!


6. El increíble refrigerador más amplio

Encontrar espacio en el refrigerador y el congelador es sencillo si haces un poco de mantenimiento antes de ir a la tienda. Revisa primero los condimentos. Es probable que encuentres envases vacíos que pueden ir al recipiente de reciclaje. Luego, revisa la parte posterior de los estantes donde quedan olvidado algunos artículos. Deshazte de todo lo que esté vencido. En el congelador, usa Ziploc® brand bags para congelar sopas y salsas y elimina así los recipientes que ocupan mucho espacio. Colócalas en forma vertical para crear un sistema organizado que genera mucho más espacio.