Limpieza de otoño: 7 lugares que probablemente pasaste por alto
Limpieza de otoño: 7 lugares que probablemente pasaste por alto

Limpieza de otoño: 7 lugares que probablemente pasaste por alto

Haz de tu casa un paraíso mientras te preparas para la temporada de recogimiento.


Cuando se trata de la limpieza de otoño, hay tareas importantes que hacer (como rastrillar las hojas y limpiar las canaletas). Pero son las tareas pequeñas las que realmente aportan. Empieza poco a poco a limpiar estos espacios (a menudo ignorados) para facilitar la limpieza y la organización para la nueva temporada.


1. Completa tu despensa

Comienza la temporada de horneado para las fiestas de fin de año asegurándote de que los productos básicos de la despensa estén frescos. Traslada los productos abiertos a Ziploc® brand containers y coloca revestimientos en los estantes o individuales de vinilo debajo de las botellas o frascos que goteen o se peguen (como los frascos de miel o sirope de arce). Luego, limpia los estantes y el exterior de las latas con Pledge® Multi Surface Everyday Wipes.


2. Dale brillo a la chimenea

La chimenea es el corazón de cualquier habitación, en especial cuando el clima se torna frío. Dale una calurosa bienvenida con una limpieza de las baldosas o al pasar un paño por los adornos de madera y piedra (no olvides las fotografías que están sobre la repisa). Para sacar más fácilmente las cenizas, rocíalas con agua antes de ponerlas con una pala en una bolsa. Esto mantendrá los residuos contenidos (y no terminarán sobre la alfombra). Por último, no olvides acumular leña para estar listo cuando llegue la primera ola de frío.

Cómo limpiar la chimenea

3. Selecciona y organiza el armario de abrigos

El otoño es un buen momento para lavar, donar y reparar los abrigos y chaquetas invernales (revisa los forros y dentro de los bolsillos). Crea cestas etiquetadas para sombreros, bufandas y guantes, para que sea más fácil encontrar lo que necesites cuando bajen las temperaturas.


4. Renueva las alfombras

Tu familia y mascotas han dejado huellas de pasto y polvo durante todo el verano. ¿Qué te parece si limpiamos los recubrimientos del piso? Lava en la lavadora los tapetes pequeños y "sacude y asolea" las alfombras que no puedan lavarse (sacúdelas afuera y ponlas al sol para que se sequen. Para la suciedad más difícil, alquila un limpiador de vapor o contrata un servicio profesional de limpieza en seco.


5. Gira los colchones

Debes rotar o girar el colchón cada tres meses para evitar que se hunda y se formen impresiones permanentes por el peso de tu cuerpo. Hazlo en el otoño y lava toda la ropa de cama mientras lo haces (cubrecolchones, almohadas, plumones, faldones guardapolvo, sábanas y edredones).


6. Ataca las persianas mugrientas

Por supuesto, limpias las ventanas regularmente, pero ¿cuándo fue la última vez que lavaste las persianas? Elimina la suciedad con una mezcla de partes iguales de agua y vinagre en un bol pequeño. Coloca la mano dentro de un calcetín grueso y sumérgela en la mezcla de vinagre. Pasa el calcetín sobre las persianas para remover la costra de suciedad y el polvo.

Cómo limpiar las persianas

7. Lucha contra el polvo

Las molduras pueden ser una de las características más glamurosas de un hogar (si no están cubiertas de polvo). Limpia los lugares difíciles de alcanzar con un paño de microfibra envuelto en una escoba y fijado con una banda elástica. Aplica Pledge® Multi Surface Everyday Cleaner y limpia con un paño las molduras de corona. Para la suciedad más difícil, usa una toallita para secadora para limpiar los frisos.

Consejo para desempolvar
Consejo para desempolvar