Hazlo tú mismo: Fruta deshidratada fácil
Promedio de calificación
0 (0)
Califica esta receta

¡Gracias por tu calificación!

Hazlo tú mismo: Fruta deshidratada fácil

Fruta deshidratada fácil “hazlo tú mismo”

¡Todo lo que necesitas es fruta, un cuchillo, tu horno y esta guía!


Claro, puedes comprarla ya deshidratada, pero por qué hacer eso cuando deshidratar tu fruta es tan fácil (y barato). No es necesario un equipo sofisticado, solo un cuchillo y el horno. Relájate mientras se hornea; cuando esté lista, empácala en Ziploc® brand bags a modo de refrigerio saludable para llevar.

Ingredientes

  • Piña

  • Fresas

  • Naranjas

  • Bananas

  • Arándanos

  • Frambuesas


instrucciones

Hazlo tú mismo: Fruta deshidratada fácil

Paso 1

Rebana la fruta o sepárala en pedazos del tamaño de una porción.

Paso 2

Precalienta el horno hasta alcanzar la temperatura necesaria. Cada fruta se hornea a una temperatura diferente. Usa esta guía de hornear que aparece abajo para determinar la temperatura a la que debes ajustar el horno:

  • Piña: Hornea a 175 grados F durante 7 horas.

  • Fresas: Hornea a 160 grados F durante 12 horas.

  • Naranjas: Hornea a 160 grados F durante 8 horas.

  • Bananas: Hornea a 200 grados F durante 3 horas.

  • Arándanos: Hornea a 200 grados F durante 8 horas.

  • Frambuesas: Hornea a 100 grados F durante 10 horas.

Paso 3

Rocía una bandeja de hornear regular con spray para cocinar antiadherente. Distribuye la fruta en una capa uniforme sobre la bandeja. Hornea según las instrucciones que aparecen arriba.

Paso 4

Cuando la fruta esté lista, sácala del horno y déjala enfriar.


Presentado por

Ziploc