Hierbas y vegetales que puedes volver a cultivar con restos de comida
Hierbas y vegetales que puedes volver a cultivar con restos de comida

5 hierbas y verduras que puedes volver a cultivar con restos de comida

¡No tires a la basura esos tallos de apio y bulbos de ajo! ¡Reencárnalos!


Solo un poco de agua, luz solar y cuidado extra pueden transformar las sobras de la mesa en tu propio huerto de hierbas y vegetales. ¡Vuelve a cultivar apio, lechuga, ajo y otros vegetales más con esta guía fácil!


Apio

Puedes cosechar una planta de apio a partir del pedazo de tallo. Simplemente toma el pedazo de tallo y colócalo con la parte cortada hacia arriba en un recipiente con agua, a la luz del sol directa. Cambia el agua diariamente. Después de unos días, en la base comenzará a crecer un nuevo tallo, comenzando con unas hojas. Después, transfiérelo a una casa más permanente en suelo fértil, plantándolo con el lado del corte hacia arriba. ¡Unas semanas más tarde tendrás apio fresco para cosechar!


Ajo

¡Un solo diente de ajo es todo lo que necesitas para cultivar una planta de ajo completa! Simplemente toma un diente de ajo o dos y plántalos en la tierra que reciba la luz del sol directa con la parte puntiaguda hacia arriba. En alrededor de 2 a 3 semanas verás nacer los brotes. Cuando estos brotes se sequen y se pongan amarillos o marrones (aproximadamente 3 meses después) estarán listos para cosechar.


Lechuga romana

De forma semejante que con el apio, puedes cultivar corazones de lechuga usando la cepa que desechas usualmente. Simplemente toma la base recién cortada y colócala, con el lado del corte hacia arriba, en un recipiente de agua a la luz solar directa. Cambia el agua diariamente. Después de unos días, comenzarás a ver raíces y hojas brotando. De siete a diez días más tarde, puedes plantarla en la tierra y en unas semanas tendrás un corazón de lechuga completamente nuevo. ¡Recoge la cosecha y repite!


Raíz de jengibre

Comienza con un apéndice o porción de raíz de jengibre fresco. Plántalo parcialmente sumergido en tierra húmeda y fértil, en un área algo sombreada. En pocas semanas debes ver el jengibre comenzando a crecer. Una vez que la planta se aclimate, puedes cosecharla en el momento que lo necesites. Simplemente retira la planta completa de la tierra, corta los pedazos que necesites y resiembra como mismo hiciste la primera vez.


Cebollinos

Guarda las puntas blancas y las raíces de los cebollinos que usas para cocinar. Colócalas en un bol de agua a la luz del sol con el extremo cortado sobresaliendo del agua. En pocos días deberás ver los nuevos brotes y en 1 a 2 semanas deberán estar suficientemente estables como para transportarlos al huerto. Plántalos en un sitio soleado y continúa regándolos, ¡y tendrás cebollinos frescos todo el verano!