12 maneras sencillas de ahorrar dinero durante las fiestas de fin de año
12 maneras sencillas de ahorrar dinero durante las fiestas de fin de año

12 maneras sencillas de ahorrar dinero durante las fiestas de fin de año

Gasta menos y celebra más con estas divertidas ideas para manualidades, regalos, decoración y más.


Todos saben que la temporada festiva es memorable por su significado, no por el dinero, así que enfócate en lo que realmente importa y haz de esta temporada festiva la mejor de tu vida.


Entretenimiento

¿Quién dijo que las fiestas de fin de año deben ser elegantes? Las reuniones más relajadas son a menudo las más divertidas.

  1. Barra de tacos de pavo

    Dale un buen uso a las sobras de pavo y organiza una barra informal de tacos después del Día de Acción de Gracias. Corta el pavo, las verduras y los restos de ensalada y sírvelos con tortillas calientes, queso rallado, salsa y crema ácida. Si los tacos no son lo tuyo, sirve en su lugar un pastel de pan de maíz con pavo y chile.

  2. Intercambio de sopas

    Invita a todos a llevar su mejor sopa apta para congelar (¡o chili!) para intercambiarla en porciones en Ziploc® brand containers. Todos terminan con nuevas recetas y comidas preparadas para después.

  3. Cuida tus asuntos

    ¡Reúne a tus amigos y finalicen todo! Ofrece un brunch para la tarde o refrigerios y bebidas para la noche mientras todos juntos hornean galletas o envuelven regalos.

  4. Sumérgete en las manualidades

    Invita a amigos a tu casa y pónganse a trabajar en manualidades.— Estas copas de vino de pizarra “hazlo tú mismo” son superfáciles de hacer y todos pueden llevarse un juego a casa. ¡Salud! O bien, crea la magia de la Navidad con estos adornos de vidrio pintado o estas escenas navideñas en frascos conserveros que puedes hacer tú mismo.


Decoración

Crear un ambiente festivo es fácil (¡y divertido!) con estas ideas.

  1. Decoración “hazlo tú mismo”

    Para hacer más significativas tus fiestas de fin de año, elabora tus propios adornos festivos o invita a tus amigos o parientes a hacerlos contigo. Prueba con las manualidades anteriores, o regresa a tus pasados días de escuela con estas pomas cítricas especiadas y estos copos de nieve de papel recortado.

  2. Opta por lo natural

    Lleva un poco de la belleza del invierno al interior de tu casa y exhibe piñas, bellotas y ramas en un plato, bol o bandeja decorada . Si quieres agregar brillo, pinta algunos de los elementos con brillantina o combínalos con adornos de Navidad según se muestra en la imagen anterior.

  3. Concéntrate

    No te preocupes por decorar todas las habitaciones. En lugar de eso, canaliza tus esfuerzos en tres puntos focales: la puerta principal, las escaleras y la entrada; la mesa de la cocina o del comedor; y la chimenea o el árbol de Navidad.


Regalos

Regala más, gasta menos.

  1. Hazlo personal ¡y divertido!

    Para personalizar el envoltorio para regalo, pide a tus hijos que decoren papel de estraza con dibujos o que usen una plantilla de un diseño propio de Navidad. O bien, agrega diversión al intercambio de regalos al esconder los obsequios y enviar a tus hijos a buscar el tesoro. ¡La expectación es la mitad de la diversión!

  2. Comparte refrigerios sencillos y deliciosos

    Regala la receta de tus galletas, escones o muffins preferidos al poner en un frasco los ingredientes secos en capas y decorar el exterior del frasco con la receta pegada en un moño, O bien, hornea bocadillos caseros y regálalos en un recipiente o lata navideño.

  3. Expresa tus sentimientos

    Di más en tarjetas de saludo, postales o etiquetas para regalo. Gracias a un mensaje que demuestre a tus seres queridos cuánto los aprecias, la tarjeta puede terminar siendo el mejor regalo que reciban.

  4. Retribuye

    En lugar de salir a cenar con la familia o los amigos (¡que puede costar mucho dinero!), planifica una salida en grupo para dar a aquellos menos afortunados. Revisa las oportunidades de voluntariado en organizaciones locales sin fines de lucro.

  5. Usa efectivo

    Al comprar los regalos, paga con dinero en efectivo en lugar de tarjetas de crédito. Tendrás más conciencia de cuánto dinero gastas y, naturalmente, gastarás menos en el proceso. No sorprende que los estudios muestren que las personas gastan aproximadamente 18% más al usar tarjetas de cargo en vez de pagar con efectivo.