Una segunda vida para los suministros escolares del año pasado
Una segunda vida para los suministros escolares del año pasado

Una segunda vida para los suministros escolares del año pasado

No te deshagas de ellos, primero prueba estas divertidas ideas.


Si no puedes enviar a los niños de nuevo a la escuela con los útiles del año pasado, prueba estas tres manualidades divertidas para aprovechar al máximo esos crayones y marcadores. ¿Quién sabe? Quizás termines deshaciéndote de ellos en el 2026.


crayones viejos, trucos nuevos

Los crayones rotos posiblemente sean los útiles escolares más deprimentes de todos. ¡Pero no los deseches! Funde todas los pedazos de crayón y conviértelos en crayones nuevos. Nosotros utilizamos moldes para muffin, pero según el molde que utilices (prueba con los moldes para jabones o las bandejas de pastel), puedes darles todo tipo de formas. Solo asegúrate de derretirlos en recipientes resistentes al calor.

Crayones viejos, Trucos nuevos

materiales

  • Crayones quebrados
  • Bandeja para muffins
  • Horno

instrucciones

Paso 1

Reúne todos los crayones viejos y quebrados.

Paso 2

Quita todos los envoltorios.

Paso 3

Coloca crayones en los huecos de una bandeja para muffins. ¡Puedes organizar por color o simplemente arrojarlos en cualquiera!

Paso 4

Derrite los crayones en un horno.

Paso 5

Deja enfriar.

Paso 6

¡Disfruta!


Jarrón con lápices de colores

Los lápices de colores son ideales para más cosas que tan solo colorear. En vez de agregar más lápices al cubo desbordante, prueba hacer un jarrón divertido con los lápices de colores que te sobran. Es muy fácil y es un regalo genial para un maestro.

Jarrón con lápices de colores

materiales

  • Lápices de colores
  • Una lata o taza vieja
  • Cola caliente
  • Banda de goma

instrucciones

Paso 1

Establece un patrón de colores. ¡O simplemente improvisa!

Paso 2

Envuelve la lata con una banda de goma bien ajustada.

Paso 3

Agrega lápices de colores con el diseño que te guste.

Paso 4

Retira el lápiz de color, agrega una línea de cola caliente y reemplázalo. ¡Asegúrate de marcar donde comenzaste!

Paso 5

Deja que el jarrón se enfríe por unas horas antes de retirar la banda de goma.

Jarrón con lápices de colores, paso 5

Paso 6

¡Agrega flores!

Jarrón con lápices de colores, paso 6

Marcador de acuarelas

Marcadores secos. Se escabullen en todos los cajones de útiles. Pero no te pongas triste, la línea tenue te engañó. ¡Tus marcadores tienen mucho uso todavía! Todo lo que necesitas es agua y un pincel.

materiales


instrucciones

Paso 1

Según cuántos marcadores viejos tengas, agrúpalos conforme al color, es decir, todos los matices de rojos, amarillos, azules, etc.

Paso 2

Coloca cada uno de los grupos de tonos, o un marcador individual, en un Ziploc®brand container con agua. Cuanta menos agua uses, más intenso será el color.

Marcador de acuarelas, paso 2

Paso 3

Déjalos reposar. Cuanto más tiempo reposen, más intensos serán los colores.

Paso 4

¡Y diviértete pintando!

Paso 5

Enrosca las tapas nuevamente en Ziploc® brand containers y guarda el resto para otro momento.


Presentado por

Ziploc