Cuida el medioambiente y ahorra más: Una guía de ahorro de energía
Cuida el medioambiente y ahorra más: Una guía de ahorro de energía

Cuida el medioambiente y ahorra más: Una guía de ahorro de energía

Prueba estos 7 consejos para que tu hogar sea super eficiente en el uso de la energía.


¿Demasiado caliente? ¿Demasiado frío? ¿Facturas demasiado grandes? Prueba estos consejos y trucos prácticos y poco comunes que conservan el calor de la casa en el invierno y ayudan a mantenerla fresca en el verano.


Aprovecha el poder del sol

Usa espejos en lugares estratégicos y a la sombra para maximizar la luz natural durante el día. Este hermoso efecto ilumina de manera natural tu hogar y minimiza la necesidad de encender las luces y usar electricidad. La luz reflejada también actúa como un calentador solar del tipo “hazlo tú mismo”. Por supuesto, tienes que limpiar las ventanas (prueba Windex® Original Glass Cleaner) para permitir que todos los rayos del sol entren en tu casa.

Cuida el medioambiente y ahorra más: Una guía de ahorro de energía – Espejos

Disminuye las corrientes de aire

Si reciclas un viejo par de medias, restos de tela, o incluso una vieja pierna de un pantalón, y los llenas con arroz o arena, puedes confeccionar un tapón denso y decorativo para las corrientes de aire. Haz uno para cada puerta exterior de tu casa, y considera usarlos todo el año para que no se te escape el aire acondicionado. Estos tapones “hazlo tú mismo” para corrientes de aire son también hermosos regalos.

Cuida el medioambiente y ahorra más: Una guía de ahorro de energía – Tapón de corrientes de aire

Busca los desperfectos

Entre un 10% y un 25% del calor de una vivienda se pierde a través de las ventanas, lo que significa costos más altos de calefacción y aire acondicionado. Antes de impermeabilizar tu vivienda, querrás identificar todas las incómodas corrientes de aire: Una forma de hacerlo es sostener incienso encendido cerca de las áreas de preocupación y observar cómo se mueve el humo. Puedes usar una linterna pequeña, o un trozo negro de papel, para ver con mayor facilidad el humo. Otra opción es colocar una franja de una pulgada de ancho de film plástico (como Saran™ Premium Wrap) adherido a un lápiz y sostenerlo en frente de las posibles fugas de aire.


Repara los desperfectos

Si lo haces bien, el sellante nuevo puede durar 20 años o más. Primero, retira el sellante viejo con una espátula. Para el sellante más difícil, usa una navaja multiuso para cortar y luego descascarar. Para obtener mejores resultados, retira hasta el último resto del sellante viejo. Ahora, corta la boquilla del tubo de sellante. Asegúrate de hacer un orificio un poco más ancho que la grieta que vas a rellenar. Ahora, comienza en la parte superior y trabaja hacia abajo, usando una presión constante en el gatillo para lograr una aplicación uniforme. Alisa el sellante con el dedo y luego retira el exceso con un paño húmedo. ¡Listo!

Cuida el medioambiente y ahorra más: Una guía para ahorrar energía – Sellar

Invierte el giro

Durante los meses más cálidos, los ventiladores de techo giran en sentido contrario a las manecillas del reloj y hacen circular el aire frío, reduciendo así tus facturas de aire acondicionado. Sin embargo, durante los meses más fríos, debes cambiar el interruptor para que los ventiladores giren a favor de las manecillas del reloj. De esta forma, el ventilador empuja hacia abajo el aire caliente que se acumula naturalmente en el techo. Este pequeño cambio puede significar grandes ahorros. Mientras estás en la escalera, aprovecha de limpiar las aspas del ventilador. Consejo profesional: Si empleas una funda vieja de almohada para limpiar cada una de las aspas, la suciedad y el polvo no se dispersarán.

Cuida el medioambiente y ahorra más: Una guía de ahorro de energía – Ventilador de techo

Cierra las cortinas

Cuando haga frío afuera, cierra las cortinas de las ventanas al atardecer para bloquear la entrada del frío y mantener el calor interior. Además, durante los días extremadamente calurosos y brillantes, las cortinas ayudan a mantener frío el aire del sistema de aire acondicionado. Cierra las persianas, visillos o cortinas durante las horas más calurosas del día para proteger tu hogar del calor y evitar que los tapices de los muebles se deterioren.


Vuelve a revisar el regulador de tiro

Vuelve a revisar tu chimenea para comprobar que el regulador de tiro esté cerrado por completo. Si el regulador de tiro está abierto o cerrado de manera inadecuada, se escapa el aire caliente o frío por el cañón y aumentan tus costos de calefacción y enfriamiento. No olvides abrir el regulador de tiro nuevamente antes de encender el fuego.