9 razones para adorar las plantas suculentas
9 razones para adorar las plantas suculentas

9 razones para adorar las plantas suculentas

¿Poco mantenimiento, atractiva y una planta que puedes regalarle a tu mamá? ¿Qué no podría gustar?


Si estás pensando en incorporar el verdor tan necesario de las plantas a tu espacio, pero no tienes mucha experiencia en jardinería, las cactáceas y otras plantas suculentas son una excelente opción. He aquí algunas de las razones por las que debes considerar seriamente estas plantas crasas para tu oficina o casa:


1. Son hermosas

Los cactos y otras plantas suculentas poseen una gracia arquitectónica natural exclusiva. Puedes observarlas durante horas y nunca cansarte de la infinita variedad de formas, curvas y texturas (incluso cómicas).


2. Requieren poco mantenimiento

Rara vez necesitan poda y su aspecto siempre es ordenado. Crecen tan lentamente que una maceta puede lucir espectacular durante varios años sin pasar mucho trabajo.


3. Vuelven a crecer a partir de sus propios esquejes

Siempre que lleguen invitados, ¡busca las tijeras, corta esquejes y regálales una planta nueva!


4. Son plantas de hoja perenne

La mayoría de las plantas suculentas del género Echeveria desarrollan los colores más intensos de follaje durante los meses de invierno, cuando otras plantas están en latencia o sencillamente lucen descoloridas.


5. Son plantas para llevar a casa

Durante la primavera y el verano, puedes comprar plantas adultas en un vivero, y ¡tu jardín estará listo! No olvides llevar las macetas que planees usar cuando vayas a comprar plantas.


6. Están llenas de sorpresas

Si bien pueden parecer “encantadoramente invariables”, no te dejes engañar por su apariencia inmutable. Llegado un momento de la primavera, algunas florecerán de pronto, como el cactus orquídea.


7. Rara vez se sienten solas

Necesitan tanta agua como otras plantas, pero puedes amarlas y abandonarlas, y regresar después de tus vacaciones para encontrarlas con un aspecto solo un poco peor debido al descuido.


8. Fomentan la buena salud

Algunas, como el aloe vera, tienen propiedades terapéuticas en sus jugos. Corta una hoja de aloe vera para extraer sus jugos medicinales siempre que desees aliviar un dedo cortado o la piel deshidratada.


9. Les encanta tu regreso

En el invierno, ponlas dentro de la casa, en un lugar donde reciban luz solar: ¡te recompensarán con brotes fuertes en la primavera!