7 ideas escalofriantemente sencillas para la fiesta de Halloween
7 ideas escalofriantemente sencillas para la fiesta de Halloween

7 ideas escalofriantemente sencillas para la fiesta de Halloween

Convierte tu hogar en una casa embrujada con estas golosinas y decoraciones “hazlo tú mismo” que son tan sencillas y atemorizadoras.


Organiza una fiesta de Halloween de miedo, pero no intimidante, con estas ideas sencillas y económicas para el entretenimiento. Atemoriza a tus invitados con un divertido bar de pociones escalofriantes (cuidado con la ¡bebida de Doom!), decoraciones “hazlo tú mismo” y un delicioso bufé de susto repleto de opciones de caramelos (¡llenarán una bolsa en un abrir y cerrar de ojos!).


1. Truco o travesura

Dale un uso bueno pero macabro a los frascos usados con esta divertida y colorida manualidad “hazlo tú mismo”, nuestra barra de golosinas de Halloween.

Barra de golosinas para Halloween

2. No olvides a ningún fantasma

Esta idea es una manualidad que puedes hacer con los niños. Pide a los niños que recolecten hojas en el exterior, luego píntalas con pintura acrílica blanca. Con un marcador permanente negro, haz tres puntos: dos ojos y una boca fantasmal. Colócalas por aquí y por allá, sobre las mesas y estantes, y tendrás una manualidad perfectamente tenebrosa.


3. Pequeños portacalabazas de Halloween

Las pequeñas calabazas de Halloween son perfectas para crear portavelas o recipientes para las golosinas. Primero, quita el tallo de la calabaza y traza la forma del portavelas o el ramequín. Después, con un cuchillo de pelar, haz un agujero un poco más grande que la marca que hiciste y quita esa parte de la calabaza. Inserta el portavelas o el ramequín y llénalo con golosinas: caramelos, uvas, etc. También se puede usar una lamparilla a pila como sustituto más seguro de las velas.

Hazlo tú mismo: Candelabro de calabaza

4. Pequeñas tarjetas de ubicación de Halloween

Si deseas una fiesta más formal, usa pequeñas calabazas como tarjetas de ubicación. Solo tienes que cortar hendiduras en el extremo superior del tallo de la calabaza y colocar en ellas pequeñas tarjetas escritas a mano con los nombres de los invitados.


5. Barra de luz negra

Invita a los adultos al “bar de las pociones”. Sirve cócteles especiales o bebidas sin alcohol en grandes jarras de vidrio. Utiliza tarjetas escritas a mano con los nombres de las bebidas, y no olvides etiquetar las bebidas que son aptas para niños y aquellas que no lo son. Consejo profesional para pociones: Agrega agua tónica a las bebidas y brillarán en la oscuridad bajo una luz negra.

Barra de luz negra

Recetas para la barra de pociones

Martini embrujado

Partes iguales de sidra de manzana especiada y vino prosecco. Rebanadas delgadas de mandarina clementina flotan en la parte superior.

Sangre verdadera

Partes iguales de cerveza de jengibre, jugo de granada e infusión de pepino y vodka. Decora con rebanadas delgadas de lima.

Bebida de la muerte

⅔ de té chai de especias, ⅓ de whisky. Servir en las rocas; decorar con palitos de canela.


Recetas de bebidas sin alcohol

Sidra siniestra

Infusión de sidra de manzana condimentada con cerveza de jengibre (un ginger ale intenso) y romero.

Tónico de terror

Jugo de granada y refresco de limón decorado con tajadas de lima.



6. Bufé de miedo

En lugar de un bufé, prepara un bufé de miedo, con una "barra de sopas en calderos" en la que no falte tu sopa preferida para el otoño o tu receta de chile, además de sándwiches de queso grillado cortados en forma de fantasmas. Llama al jugo o al ponche “pócima de brujas”, y a los panecillos, “pan de la muerte”. ¿Kétchup? ¿Qué sería el kétchup? Aquí lo tienes: “¡Sangre de dragón!”

Bufé fantasmal

7. Golosinas tentadoras

¡Truco o travesura! Dales estas ricas galletas de azúcar y calabaza en forma de remolino, preparadas con la clásica receta de galletas de azúcar. O prepara el “esqueletos” de hombres de jengibre con glaseado y adornos de galletas en colores.

Galletas de azúcar y calabaza en forma de remolino
Esqueleto de pan de jengibre