Acondiciona tu armario en 10 sencillos pasos
Acondiciona tu armario en 10 sencillos pasos

Acondiciona tu armario en 10 sencillos pasos

Consigue el aspecto de un armario diseñado profesionalmente por menos.


Cuando abres tu armario, ¿qué sientes? ¿Estrés? ¿Pánico? ¿Ganas de salir corriendo? Bien, no tengas miedo. No necesitas un gran presupuesto ni accesorios elegantes para arreglar el desorden y crear el espacio zen de tus sueños.

De hecho, según la organizadora profesional Mónica Friel, el armario de tus sueños está a solo 10 pasos de convertirse en realidad. Lee e imprime la lista de verificación, ¡y adelante!


1. Limpia

“Usas el 20% de la ropa el 80% del tiempo”, indica Friel, dueña de Chaos to Order. “Cuanto más elimines, más fácil será encontrar las cosas”. Pero ¿qué debe ir en el armario? Comienza por deshacerte o donar la ropa que no te queda bien, que no usaste el año pasado, o que necesita limpieza o reparaciones importantes. Encuentra un nuevo lugar para los artículos que son recuerdos sentimentales y que regularmente no usas.


2. simplifica las cosas

No tienes que invertir en un sistema costoso de organización para dar a tu armario un aspecto limpio y uniforme. En lugar de eso, usa una colección de los mismos colgadores. Friel prefiere los colgadores delgados y transparentes a los colgadores tubulares y voluminosos. Dona los colgadores que no coordinan y recicla los que te dieron en la tintorería (excepto los colgadores de pantalones, los cuales debes conservar y usar en tu armario, según recomienda Friel).


3. crea orden

Una vez que tengas los colgadores correspondientes, empieza a reunir y colgar los artículos similares. No olvides los zapatos, bolsos y bufandas. Agrupa por color (de claros a oscuros), luego por longitud, de modo que las prendas largas y las prendas cortas cuelguen juntas.


4. divide y vencerás

Si tu armario tiene gavetas, Friel recomienda que uses separadores de resorte para ordenar los calcetines. Los separadores pueden ajustarse a los calcetines de vestir o a los gruesos calcetines de lana.


5. sé original y creativo

“No todo tiene que ir dentro del armario”, dice Friel. Para los zapatos, es buena idea usar separadores de calzado debajo de la cama o exhibir los zapatos en estantes o escaleras de mano.


6. agrega luz

“Si tu armario es oscuro e intimidante, no querrás estar ahí”, dice Friel. “La iluminación es importante. Beneficia la ropa y todas las prendas lucen mejor”. Prueba con luces empotradas que alumbran el armario sin ocupar mucho espacio o, si eres un amante del armario, instala una araña de luces.


7. sé creativo

Ve más allá de los colgadores y gavetas, y usa el espacio vertical para exhibir joyas en una caja o marco de exposición. Friel también sugiere colocar pequeños ganchos plásticos adhesivos en una pared vacía para colgar joyas o bufandas.


8. limpia otra vez

Sé crítico con respecto a los protagonistas de tu armario. Si las chaquetas y los bléiseres pueden quedar en la parte delantera del armario, muévelos. Como regla general, Friel indica, “Si han estado tanto tiempo ahí que se empolvaron, no deben estar en el armario”.


9. sigue adelante

Para aprovechar al máximo los espacios, usa cestas marcadas con etiquetas grandes o viejos rótulos de equipaje. Sin embargo, “Nunca pongas una cesta sin etiqueta en un lugar alto”, advierte Friel. Será difícil recordar lo que pusiste en ella (y no la bajarás para saberlo). Los estantes altos también son el lugar perfecto para guardar equipo fuera de temporada o prendas de ropa que rara vez usas, como los pantalones de esquí. La recomendación de Friel es usar Ziploc® brand Flexible Totes para guardar la ropa o los zapatos fuera de temporada en estantes más altos, ya que las bolsas son más livianas y más flexibles que los contenedores de plástico.


10. sigue avanzando

No creas que todo el trabajo acaba aquí. Anticipa tus necesidades para no volver a crear un desorden en el armario. Friel recomienda tener una cesta o un contenedor a mano para la ropa de “salida”, es decir, aquella que será donada o guardada en otro lugar durante la temporada. Luego, dedica un momento para disfrutar del espacio recién organizado que has creado.